Cómo empezar a emprender: todo lo necesario para el viaje | Ventana EBC
Fb. In. Tw. Be.
Cómo empezar a emprender

Cómo empezar a emprender: todo lo necesario para el viaje

TIEMPO DE LECTURA: 4 MINUTOS

Autor: 

Ana Lilia Presa Aguirre, Ex alumna

Escuela Bancaria y Comercial

 

Podría asegurar que una de las motivaciones más comunes del emprendedor es tener “independencia financiera” y “ser su propio jefe”; pero para llegar a eso hay que tener los ojos muy abiertos y ser responsables, con las ideas, su ejecución y el aprendizaje de cómo empezar a emprender.

¿Cómo empezar a emprender? El emprendimiento como un estilo de vida

En la actualidad, percibo al emprendimiento como un estilo de vida que mucha gente está decidiendo tomar; un estilo de vida que es completamente diferente para cada emprendedor. Un boleto sin regreso a un viaje lleno de aventuras que nadie nos dice cómo atravesar. 

Elementos necesarios para saber cómo empezar a emprender

Si bien es cierto que el emprendimiento es un viaje que nunca termina, es importante conocer lo esencial que debes llevar desde el inicio en tu maleta para saber cómo empezar a emprender:

1. Plan de acción 

El emprendimiento no tiene una fórmula perfecta, ni un procedimiento que seguir para llegar al éxito. Cada ruta e historia es diferente, pero todas coinciden en saber desde un inicio cuál será tu itinerario y tu plan de acción. Este plan es esa lista de actividades que debes realizar antes y durante tu viaje. Te doy algunos ejemplos:

  • Objetivos y metas
  • Recursos disponibles
  • Tareas a realizar
  • Persona responsable
  • Frecuencia
  • Método de medición

Todas estas actividades irán formando tu plan de acción, que puedes ir modificando en el trayecto, así como tu itinerario de viaje; pero será mucho más llevadero si tienes una base y una guía que seguir y que vaya marcando las tareas por realizar.

2. Hacer lo que te gusta 

En el mundo del emprendimiento seguro te encontrarás con situaciones no tan positivas, altas y bajas. Al empezar a emprender tendrás que resolver conflictos, enfrentarte a problemas inesperados y seguramente habrá días en donde quieras darte por vencido. ¡Es normal! 

Pero todo lo anterior será mucho más sencillo si estás haciendo lo que te gusta. El viaje de emprender un negocio resulta mucho más disfrutable cuando en él encuentras tu pasión, algo que amas hacer en días buenos, pero también en malos y, sin dejar de lado, te hace ganar dinero.

3. Equipo de trabajo 

El viaje de cómo empezar a emprender puedes iniciarlo solo, pero si lo que quieres es crecer, un equipo de trabajo debes tener. Es muy importante que inviertas, tanto recursos como tiempo, en encontrar y mantener a un buen equipo de trabajo, ya que son los integrantes de ese equipo los que harán que tu idea de negocio vaya creciendo. 

 

Apuéstale a su crecimiento con capacitaciones, motivación e innovación. Define muy bien qué habilidades y competencias necesitas en tu equipo y hazlos sentir parte de tu marca. Nunca sabes las grandes ideas innovadoras que pueden aportarte. 

 

Y mucho ojo con querer tener un equipo grande desde el día uno. Te recomiendo que vayas poco a poco, integrando buenos elementos a tu camino, aquellos que sepas que te van a traer resultados positivos.

 

4. Confianza en ti mismo 

Todo lo que hay detrás del negocio es resultado de tu creatividad, tus ganas y tu perseverancia: nada sería posible sin la confianza que debes tenerte siempre. 

 

Durante el viaje pueden hacerte falta algunas cosas, pero asegúrate de que la confianza y la seguridad en ti mismo no se agote nunca; la necesitarás cuando las cosas se pongan difíciles. Comparte esa confianza con tu equipo de trabajo, y proyéctenla en su marca. 

5. Ventaja competitiva 

Cada vez más, las personas están aprendiendo a cómo empezar a emprender y eso trae como consecuencia que haya mucha más competencia. Esto representa un reto para ti, emprendedor: el reto de marcar la diferencia. 

 

¿Cómo? Definiendo y explotando tu ventaja competitiva. ¿Qué te diferencia de tu competencia? Tenlo muy claro y no te canses de comunicarlo. 

 

Puede ser desde la calidad del producto, el servicio al cliente, la innovación, el manejo de información, entre otros. Busca por lo menos una ventaja; aquella que te haga verdaderamente competir allá afuera. 

6. Uso de tecnología 

La tecnología avanza todos los días y es fundamental que tú avances con ella. ¡Actualízate! Usa esta innovación a tu favor (para mejorar los procesos en tu negocio), así como las redes sociales, la comunicación con tu cliente, etcétera. Te recomiendo que dentro de tu equipo de trabajo tengas destinada a una persona que se encargue de adaptar toda la tecnología que hay allá afuera para tu negocio. 

7. Conocer a tus clientes 

Conocer tu negocio es conocer a tus clientes. El mercado se ha vuelto exigente y selectivo, así que te recomiendo que conozcas hasta el último detalle de tu cliente: quién es, dónde está, cómo consume, qué redes utiliza, cuál es su método de compra. Así podrás elaborar estrategias a la medida y tendrás un mayor porcentaje de acierto. No pierdas tu tiempo hablándole al aire y creando estrategias sin un público definido. 

8. Uso inteligente del dinero 

Asegúrate de que, aunque no seas un experto administrando dinero, decidas inteligentemente qué es lo que harás con tu flujo. Muchas veces, cuando la empresa comienza a generar buenas utilidades, los dueños no lo administran de forma correcta, porque no consideran los gastos o reinversiones y se ven envueltos en problemas en los años siguientes. 

 

 

Ten en cuenta que debes seguir invirtiendo la utilidad en lo que tu negocio pida, ya sea en activos o capacitaciones para tu gente, certificaciones, otra sucursal, etcétera. Antes de tomar cualquier decisión que tenga que ver con grandes cantidades, asesórate y asegúrate de estar tomando la que más le convenga al tipo de negocio que tienes, no a ti como persona. 

 

Espero que con lo anterior tengas un poco más de claridad de cómo empezar a emprender y sea más fácil cerrar la maleta que llevarás contigo durante todo el viaje. Claro, irás sumando más cosas, aquellas que sean igualmente importantes. 

 

¡Buen viaje!

Dato de interés:

  • De esta forma se financian las startups hoy en día: 
    • 82% Autofinanciamiento
    • 41% Préstamos y líneas de crédito
    • 24% Amigos y familia
    • 3% Crowfunding
    • 1% Capital de riesgo

Fuente:

Alegra

¿Te gustó esta nota?

¡Califícala!

Promedio 4 / 5. Conteo 1

¡Sé el primero en votar!



You don't have permission to register
Ajustar textos-+=